gran via madrid

Si te apasiona el cine tanto como Madrid, seguro que si te preguntamos títulos de películas donde las calles y plazas de la capital de España han sido escenario de películas, eres capaz de decirnos un sinfín de títulos. Clásicos y no tan clásicos de nuestro cine y el cine extranjero. La Gran Familia, Abre los Ojos, El Día de la Bestia, Los peores de nuestra vida, Sor Citroën, Opera Prima o ¿Qué he hecho yo para merecer esto? son sólo algunos ejemplos.

La Plaza Mayor y el legendario “Chencho”.

la gran familiaSeguro que si has visto La Gran Familia de Fernando Palacios Rafael Jy. Salvia rodada en 1962 sabes de qué estamos hablando. Este film cuenta la vida cotidiana de una familia de 15 hijos que conviven con el abuelo. Protagonizada por Alberto Closas, Amparo Soler Lea y Pepe Isbert, es mítica la secuencia donde Chencho, el hijo pequeño de la familia, se pierde en la Plaza Mayor de Madrid y su abuelo, voceando “¡Chencho, Chencho” lo busca entre el gentío.

Una película considerada por diferentes estudios como uno de los exponentes cinematográficos de la ideología franquista, que ha sido emitida en televisión en incontables ocasiones.

La Gran Vía de Madrid: “Abre los ojos”.

penelope cruzAbre los ojos“, la segunda película de Alejandro Almenabar, comienza con una secuencia que si la has visto nunca olvidarás. La Gran Vía de Madrid absolutamente vacía y Eduardo Noriega corriendo por ella. Bueno, no tan absolutamente. Si te fijas bien viendo la película, observarás cómo desde una ventana se asoma un vecino.

La escena, de esta película protagonizada por Penélope Cruz, el ya mencionado actor  Fele Martínez, fue grabada en verano de 1996, aprovechando el éxodo masivo que se produce cada verano en la capital madrileña en el puente del 15 de agosto. Y la película estrenada meses más tarde.

Años más tarde, en concreto en 2001, Cameron Crowe rodó un remake titulado “Vanilla Sky“, protagonizado por Tom Cruise y Penélope Cruz, quien interpreta en mismo papel que en la versión original.

Edificio Carrión, un protagonista más de “El Día de la Bestia”.

el dia de la bestiaEl Día de la Bestia” es uno de los títulos destacados del cine español. Una obra dirigida en el año 1995 por Alex de la Iglesia en clave de comedia de terror que supuso el debut cinematográfico de Santiago Seguro, quien años después daría el salto a la dirección con la saga “Torrente”.

Rodada en Madrid, a lo largo de sus 105 minutos recorre distintas localizaciones de la capital de España: el Parque del Retiro, la calle Preciados, la Puerta de Europa en construcción o la calle Carracido. Pero sin duda, la localización más recordada es el rótulo de neón de Schweppes, donde los protagonistas, Alex Ángulo, Santiago Segura y Armando de Razza acaban colgados. Seguro que, alguna vez, paseando por la Gran Vía no has podido evitar recordar esta memorable secuencia.

“Átame” a la plaza de la Villa

plaza de la villaA lo largo de la extensa filmografía de Pedro Almodóvar las calles y plazas de Madrid han sido escenario habitual de sus películas. Y la plaza de la Villa ha sido uno de los lugares elegidos.

La plaza de la Villa, una pequeña plaza llena de encanto y rodeada de bellos edificios históricos del siglo XVII, siendo el más grande de la plaza la Casa de la Villa, que se construyó en 1645, y fue sede del Ayuntamiento de Madrid durante siglos.

Ricky (Antonio Banderas) tiene que salir a buscar heroína para calmar el dolor de muelas de su novia, a quien él mismo tiene secuestra, y para ello, acude a esta céntrico plaza, donde se encuentra con la camello (Rosi de Palma) a quién había robado el día anterior.

Madrid a su “Bola”.

El Bola, la ópera prima de Achero Mañas, rodada en Madrid en el año 2000, supuso el debut cinematográfico de Juan José Ballesta. Un film que ganó cuatro premios Goyas, entre ellos Mejor Película, Mejor Director Nobel, Mejor Actor Revelación y Mejor Guión Original.

el bolaEsta película está rodada en diferentes localizaciones de la capital madrileña. El parque de atracciones, la calle Lucero, donde el padre de “El Bola” tiene una ferretería o el Puente de Segovia.

Esta última localización, también es un clásico de nuestro cine. Almodóvar, en su película “Los Amantes Pasajeros” (2013) rodó en esta calle una de las escenas más divertidas – por no decir la única – de todo el metraje. Lugar que el director manchego también eligió para rodar diferentes secuencias de “Matador” (1986).

Estos son sólo algunos escenarios de película de Madrid. Seguro que recordando títulos de la historia de nuestro cine te vienen a la cabeza otros lugares. ¿Nos los cuentas?

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *