bocadillo calamares

No todos coincidimos en cuál es nuestro plato típicos de Madrid preferido, pero si en algo estamos de acuerdo, es que se nos conquista por el estómago.

Una ciudad es capaz de enamorarnos por su cocina, y eso es lo que ocurre en Madrid cuando te atreves a conocer sus restaurantes.

COCIDO MADRILEÑO.

¿Quién no conoce el cocido madrileño? Sea la época que sea, si vas a Madrid mereces un buen plato de cocido casero, no importa que fuera estemos a 30 grados.  Originalmente era un plato humilde, consumido principalmente por las clases más bajas llegando poco a poco al resto de las clases sociales hasta el punto de convertirse en un plato típico de la capital española.

No se conoce su origen pero se cree que es un plato creado por la experiencia de las diferentes generaciones que lo fueron modelando. Hasta llegar al actual cocido que podemos probar en la mayoría de restaurantes madrileños. Sus ingredientes son básicos. Los protagonistas sin ninguna duda son los garbanzos acompañados por verduras, carnes y tocino de cerdo con algún embutido.

Existe la tradición, por comodidad y disfrute, de tomar el cocido en tres partes. Empezando por el caldo que ha resultado de la cocción de los ingredientes, seguido de los garbanzos con las verduras y por último las carnes.

Desde luego un plato contundente para disfrutar de Madrid con la tripa llena.

BOCADILLO DE CALAMARES

Los bocadillos de calamares en Madrid son famosos, es innegable. ¿Quién va por los barrios más castizos de la capital y no le apetece un buen bocadillo de calamares? Nos preguntamos porque algo tan sencillo consigue conquistar nuestro estómago. Pero la respuesta es clara, ¡nos encanta!

Bien es conocido el debate de donde hacen el mejor bocadillo de calamares, y aunque no sepamos el lugar exacto, podemos afirmar que vayas donde vayas, es un éxito. Una de las rutas gastronómicas madrileñas por excelencia es la de los bocadillos de calamares.

Su origen es difuso pero en los años sesenta, esta tradición se asentó en los alrededores de la Plaza Mayor. Ir a comerse un bocata era cosa de los estudiantes madrileños que  poco a poco con el tiempo se ha convertido en toda una tradición. Acompañar el bocadillo de una bebida bien fría puede cambiar una mañana normal y convertirla en excepcional.

¿Qué le vamos a hacer? El ambiente de los bocadillos y las tapas nos conquista. Una opción buena, bonita y barata.

CALLOS A LA MADRILEÑA

Los callos a la madrileña pertenecen al ADN de la capital española. Es uno de los platos junto con el cocido que pertenecen a la cocina tradicional y nunca pasan de moda. De generación en generación se pasa la receta de un plato que sin duda, es fundamental en la gastronomía madrileña.

callos madrid

De nuevo hablamos de un plato humilde, cuyo ingrediente principal son los pedazos de estómago de vaca o de carnero que se comen guisados. Se sirve en cazuelas de barro para mantener mejor el calor y normalmente, acompañados por rodajas de chorizo, morcilla y jamón.

Este plato requiere un alto tiempo de preparación por lo que es más usual consumirlo en los restaurantes en vez de los hogares. Aunque es muy fácil acceder a ellos en los supermercados, ya que están precocinados, a falta de calentar y comer.  Otro plato de cuchara recomendable para un día de invierno.

TAPAS CASTIZAS

La hostelería de la capital ‘invita’ a disfrutar de las tapas, y con la gran variedad de materias primas que podemos encontrar en Madrid, ¿Por qué conformarnos solo con una? ¡Queremos probarlas todas!

Las mollejas son una de las tapas estrella,  una parte del estómago de cordero.  Los amantes de la casquería en Madrid pueden encontrar su ruta gastronómica ideal.

Las gallinejas es otra de las tapas identificativas para los madrileños. Por su nombre, si no conoces este plato, puede dar pie a confusión, pero no, no son gallinas. Las gallinejas es la fritura de las vísceras del cordero.

Los chicharrones, la tapa que nunca puede faltar, consisten en una fritura de la piel del cerdo con o sin carne. El punto de fritura debe ser como el de los torreznos muy fritos.

Estas son solo alguna de las tapas más castizas de la capital que te harán sentirte como un auténtico madrileño.

CHURROS

churros madrid
No debemos olvidarnos de los churros, el rey de los dulces indiscutible en la capital. Cualquier desayuno o merienda puede ser un buen momento para comer churros con chocolate y endulzar tu día. Aunque hoy en día sean consumidos por todas partes de España, las mejores churrerías las puedes encontrar en la capital. Ingredientes muy sencillos y un proceso relativamente fácil hacen del churro y el chocolate la pareja más castiza de Madrid.

La comida tradicional te está esperando. Deja que tu paladar se enamore de la capital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *