Alquiler Piso Madrid

El mundo de la venta y el alquiler de pisos en Madrid es siempre bastante caótico, y es conveniente tener a mano algunos consejos útiles para alquilar tu piso en Madrid si estás pensando en sacar algo de rentabilidad a tu vivienda.

Desde luego, alquilar un piso es una opción excelente, ya que te permite obtener unos ingresos extra al mes de forma pasiva, sin tener que hacer nada, y con un riesgo bastante bajo.

Sin embargo, siempre surgen muchas dudas sobre cómo alquilar un piso en Madrid, ya que es una responsabilidad muy grande que además requiere de una gran planificación. Si sigues los consejos que te vamos a dar a continuación no tendrás ningún problema para poder poner tu piso en alquiler en Madrid y sacarle partido a tu segunda vivienda.

Elige a los inquilinos por sus perfiles

El mayor riesgo que se suele dar al alquilar un piso en una ciudad grande es que todo tipo de gente puede acudir al anuncio, y no siempre queremos que cualquier persona esté viviendo en un piso que después te vas a quedar tú, o vas a tener que alquilar a nuevos inquilinos.

Seguro que has escuchado más de una historia sobre inquilinos que han destrozado el piso en el que vivían, no han pagado las mensualidades, o han causado otros problemas.

Por esta razón, es importante conocer en persona a los inquilinos y obtener toda la información posible sobre ellos. Por lo general la gente joven que está buscando un piso para estudiar en la Universidad, así como las familias de mediana edad que tienen un trabajo fijo y estable son opciones estupendas. Sin embargo, es importante que consultes todos los detalles necesarios sobre tus inquilinos antes de decidir a quién le vas a dar las llaves de la vivienda que alquilas en Madrid.

Haz que tu piso sea más atractivo

Una forma de encontrar buenos inquilinos es haciendo más atractiva la oferta. Hay muchas formas de hacer esto, así que puedes probar a aplicarlas todas para ver si así recibes más llamadas y más rápido, con lo que podrás alquilar tu piso cuanto antes.

Hacer que tu apartamento parezca más grande es muy útil para colgar fotos en páginas de Internet, ya que esto atraerá más a posibles inquilinos. Además, recuerda siempre sacar fotos con buena calidad, que muestren el piso en su totalidad y en su lado más bueno, que anime a la gente a acudir a ver la vivienda.

Además, cualquier cosa que puedas hacer para mejorar la decoración de tu piso es una idea excelente para conseguir así aumentar su valor y alquilarlo con más facilidad.

Ofrece garantías a los clientes

Directamente relacionado con lo anterior, también es importante tener todo a punto para el momento de firmar el contrato de alquiler.

Es bueno realizar las obras necesarias en el piso para que este gane valor y los inquilinos lo vean con mejores ojos. También es necesario conseguir un certificado energético, para que se pueda conocer en qué medida el piso es eficiente a la hora de aprovechar la energía disponible.

Exige las garantías necesarias

De igual modo, tú también tienes que estar seguro de que tus inquilinos van a tratar tu piso de Madrid lo mejor posible.

Lo más habitual es pedir uno o dos meses de fianza, para poder estar seguro en caso de impago o para pagar los desperfectos que hayan podido causar tus inquilinos.

Debes recordar que siempre puede haber algunos daños mínimos relacionados con la vivienda. Quizás los inquilinos no tengan la culpa si aparece algún golpe ocasional en la pared o si se les estropea la campana de la cocina. Sin embargo, siempre es bueno añadir en el contrato un anexo con todo lo que tiene el piso al realizar la entrada, como todos los muebles y el estado en el que se encuentra, para así poder reclamar en caso de que sea necesario cuando estos abandonen la vivienda.

Busca la ayuda de un profesional

No a todo el mundo le gusta la idea, pero en algunos casos, si lo que quieres es contar con todas las garantías posibles a la hora de alquilar tu piso en Madrid, conviene contar con la ayuda de un profesional del sector.

Existen varias posibilidades en este punto. Por un lado, si quieres realizar tú la mayor parte de las gestiones y las entrevistas, puedes contar simplemente con la ayuda de un abogado o un experto en leyes inmobiliarias, además de un notario, para poder redactar el contrato, analizar todas las cláusulas, exigir avales y fianzas, y revisar toda la documentación aportada.

Si te quieres despreocupar más, siempre puedes dejarlo en manos de una inmobiliaria. Ellos se quedarán con uno o dos meses extra a la entrada, ya que es su propio seguro de impago, además de aumentar ligeramente el precio, ya que es de este modo como obtienen el beneficio. La ventaja es que ellos servirán de intermediario entre los posibles inquilinos y tú, logrando así una venta más rápida y segura, con una carga de trabajo mucho menor.

Elige un precio justo y piensa en los inquilinos

Por norma general, cuanto más pienses en el bienestar de los inquilinos más valor añadirás a tu vivienda, y por lo tanto más sencillo te será alquilar.

Siempre es buena idea pensar en un precio justo, adecuado al precio del mercado actual, que te haga ganar dinero pero que a la vez sea asequible a posibles inquilinos.

Si cuentas con la ayuda de un profesional del sector este paso será más sencillo, pero si lo haces por tu cuenta tendrás que investigar un poco más.

También debes encontrar un balance entre lo que ofreces y lo que pides. Este es quizás el mejor consejo que podemos darte. Nunca sabes qué te vas a encontrar alquilando un piso en Madrid, pero lo mejor que puedes hacer es preocuparte por el bienestar de tus inquilinos, siempre en equilibrio con tu propio deseo de tener seguridad y tranquilidad al alquilar tu vivienda en Madrid.

¿Te ha resultado útil esta información? ¿Estás pensando en dejar tu piso de Madrid y quieres saber pagina para conocer chicas venezolanas? Deja tus comentarios y busca entre los artículos de nuestro blog para encontrar toda la información que necesitas sobre Madrid y la vida actual en la gran ciudad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.