decoracion-hogar

¿Sabías que tu casa dice mucho de ti? Seguro que más de una vez has entrado en la casa de un amigo o familiar y has pensado: esta casa tiene un estilo muy personal. Tu hogar  habla por ti, por eso es importante elegir bien los colores, los muebles y sobre todo tener claro cuál va a ser el estilo que esté presente en tu casa. ¿Nórdico, rústico, romántico, minimalista, asiático? Puede que no sepas cuál es tu estilo decorativo o cuál se adapta más a tus gustos y personalidad. Por eso en este artículo veremos qué estilo es el que te define y te daremos algunos trucos de interiorismo para decorar tu casa dándole un toque personal.

Estilo minimalista

Cada vez hay más personas que piensan que menos es más y que optan por decorar su casa con los elementos de decoración esenciales evitando la sobrecarga de espacios. Lo que caracteriza a este estilo decorativo son los colores neutros (normalmente el blanco), las líneas rectas y los espacios diáfanos que dejan a la vista prácticamente todas las estancias de la casa.

El estilo minimalista aportará un equilibrio y armonía tu hogar. ¿Pero para qué tipos de personas va dirigido este estilo decorativo? Si te consideras una persona elegante y ordenada,  que se centra antes en la funcionalidad de las cosas, este es tu estilo. El minimalismo está hecho para esas personas que optan por un estilo de vida en el que no hay excesos y que prefieren vivir mejor con básico. Rechazan el consumismo frenético y huyen del desorden.

La decoración minimalista expresará también tu forma de pensar y tu estilo de vida en el que la limpieza, la libertad y el orden son los pilares básicos en tu hogar.

Estilo romántico.

La decoración con toques románticos se caracteriza por los colores pastel, tonos tierra en los textiles, muebles de madera y las flores decorativas. Una casa con un estilo romántico suele basar sus colores en una combinación de estancias blancas, marrones y marfiles, respetando siempre la armonía que da vida a este estilo y decorando las telas como nórdicos, cojines y cortinas con estampados florales. Eso sí, hay que saber medir la cantidad de flores que usamos en nuestra casa ya que si nos pasamos puede quedar una casa demasiado recargada.

¿Crees que este es tu estilo? Decorar tu casa con un estilo romántico dirá que eres una persona delicada, emocional y que le gusta la historia, ya que este estilo tiene su origen en el Renacimiento. Además, transmitirá a tus invitados confianza, cercanía y empatía ya que la combinación de colores predominantes son tonos cálidos.

Estilo rústico

¿Te gustan esas casas que al entrar por la puerta te teletransportan a una casa de campo? El estilo rústico se caracteriza por la combinación de los siguientes materiales: madera y piedra. Además su gama de colores va desde el blanco hasta el marrón, pero normalmente se suele combinar con aquellos colores que podemos encontrar en la naturaleza, por eso algunos toques de color azul o verde en los textiles siempre suelen funcionar. Uno de los recursos más usados en el estilo rústico es la instalación de vigas de madera en el techo y/o paredes sobre un fondo claro.

En las esquinas se colocan plantas (artificiales o naturales) que aporten un toque de color a la casa, también las flores pueden servir para decorar mesas, recibidores y muebles.

Este estilo decorativo va dirigido principalmente a personas tranquilas y que aman la naturaleza. Son personas que les gusta mantener la armonía de los espacios dando un toque tradicional y natural a su hogar. Suelen preferir viajar a sitios con playas y montañas antes que visitar grandes urbes.

Estilo asiático

El estilo asiático se caracteriza por su inspiración en la cultura china, japonesa y tailandesa. Son espacio abiertos, que buscan transmitir un estado de paz, tranquilidad y desconexión, tu casa se convertirá en tu retiro espiritual dónde podrás alejarte del frenético estilo de vida que muchas veces nos persigue dejando un espacio libre de estrés en el que podrás relajarte y olvidarte del resto del mundo.

Las casas con estilo asiático suelen ser muy luminosas y no tienen muebles que impidan el paso de la luz natural a todos los rincones de la estancia, por la noche las luces cálidas y tenues son las reinas de la casa.

Respecto a los colores que imperan en este estilo decorativo son los colores suaves y las texturas naturales combinados con toques dorados en elementos decorativos. En el estilo asiático puedes añadir objetos o alguna pared simulando las fibras del bambú o de la madera.

¿Te consideras una persona tranquila, serena y que no le gusta el estrés? Entonces este es tu estilo. El estilo asiático va destinado a aquellas personas amantes de la cultura asiática, de la meditación y de la armonía.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *