marketing digital

Si tienes una PYME o un negocio local seguro queeres consciente de la importancia de estar presente en las redes sociales. Y por tanto, has pensado alguna vez en qué hay que tener en cuenta para que tu actividad en redes sociales sea lo más rentable posible. En este artículo comentamos algunos aspectos sobre los que se debe reflexionar antes de gestionar la presencia de una PYME en redes sociales.

Consigue que tu actividad en redes sociales sea lo más rentable posible.

      1. Saber para qué vamos a estar en las redes sociales. En primer lugar, tenemos que tener claro cuál es el objetivo, qué queremos conseguir. Algunos de los objetivos más habituales son: aumentar ventas, como canal de atención al cliente, dar a conocer la empresa, generar fidelidad con los clientes, atraer tráfico a la web o gestionar nuestra reputación online.
      2. Conocer quién es nuestro público objetivo. No todo el mundo puede ser potencial cliente de nuestra empresa. Debemos hacer previamente un estudio de quienes son los potenciales clientes. Quienes realmente pueden estar interesados en nuestra empresa, marca o producto. Además, será primordial que sepamos cuál es su estilo de vida, sus valores, qué les interesa, en qué momento pueden hacer uso de nuestro producto o servicio…
      3. Disponer de una partida presupuestaria para invertir en la programación web, campañas de publicidad… Estar en redes sociales no es gratis. Tanto si decidimos gestionarlas nosotros mismo como contratar un experto en marketing digital, tenemos saber que necesitaremos invertir en publicidad, formación, compra de imágenes, diseño, programación, compra de APPs…
      4. Conocer cuál es nuestra área de influencia: local, nacional, internacional… Si somos un negocio local, no pretendamos tener 50.000 fans en Facebook o que nuestra web reciba visitas de medio mundo. Todas las acciones de marketing digital que realicemos tienen que estar alineadas con la dimensión de nuestra área geográfica, el tamaño de nuestro público objetivo o nuestra capacidad de ofrecer el servicio  a distancia, por ejemplo, en el caso de una tienda online.
      5. Conocimientos de marketing digital. No es necesario que seas un gurú, pero sí es importante que conozcas mínimamente qué te ofrece cada una de las herramientas de marketing digital y de qué forma pueden ayudar a tu negocio. Por ejemplo, si tienes un producto muy visual, lo mejor será que apuestes por redes sociales tipo Instagram o Pinterest. Por el  contrario, si tu negocio es B2B, sin duda, LinkedIn será la red social que mejor te ayude a lograr tus objetivos.

        No hay que estar en todas las redes sociales.

      6. Saber elegir cuales son las redes sociales más adecuadas. No hay que estar en redes sociales. Quizá ni siquiera tu empresa tenga porqué estar en redes sociales de forma activa. ¿Tiene algún sentido que una funeraria esté en Facebook? Posiblemente no, pero sí podrá optar por otras herramientas como puede ser el posicionamiento en buscadores, tanto SEO como SEM. Por tanto, elegiremos las redes sociales en función del tipo de producto, público objetivo al que nos dirigimos, recursos económicos y/o tiempo de gestión.
      7. Tener claro qué vamos a hacer para lograr los objetivos. En marketing digital podemos hacer distintas acciones, pero sin olvidarnos que éstas deben estar alienadas en función de los objetivos que hemos marcado. Campañas de publicidad en Facebook Ads, en Youtube, acciones con influencers, content marketing, video marketing, posts patrocinados en blog de temática relacionada, acciones promocionales, gestión de redes sociales… son sólo algunas de las acciones que podemos llevar a cabo.
      8. Invertir en publicidad. Sin un mínimo de inversión económica para dar a conocer nuestra empresa los resultados van a ser paupérrimos. Hoy día, tanto para dar a conocer una empresa en Facebook o lograr que los usuarios vean nuestras publicaciones, prácticamente es necesario invertir, al menos una pequeña cantidad, en Facebook Ads.
      9. Saber cómo medir el retorno de la inversión. Para poder medir el retorno de la inversión, deberemos definir antes de nada las KPI´s (Key Performance Indicator). Es decir, qué vamos a medir para saber si estas logrando los objetivos marcados.
      10. Analizar todas las acciones y valorar si están funcionando o no. Semanalmente es recomendable hacer un análisis de cómo están funcionando las acciones que estamos gestionando. ¿Estamos generando tráfico a la web? ¿Los usuarios interactúan con nuestro contenido? Es decir, es primordial revisar si se están cumpliendo o no los objetivos que nos hemos marcado al inicio del proyecto. De no ser así, debemos analizar y ver qué correcciones podemos aplicar para que mejoren los resultados.

Esperamos que estos consejos te ayuden a lograr tus objetivo. En próximos artículos te explicaremos otros aspectos del marketing digital que te ayudarán a potenciar tu negocio a través del marketing digital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *